El Blog
de KIPLI

Hoteles, pisos, habitaciones de huéspedes: ¿cuándo hay que cambiar los colchones?

Compartir:

vegetation vegetation vegetation
vegetation
vegetation vegetation

Al igual que nuestro querido planeta, los colchones no son eternos y, por tanto, hay que mantenerlos para que duren lo máximo posible. Sin embargo, tienen la suerte de poder ser sustituidos cuando empiezan a deteriorarse y su calidad ya no está a la altura de sus ocupantes. Con una clientela cada vez más exigente, acostumbrada a la ropa de cama de calidad, los profesionales del sector del alojamiento han comprendido la importancia de ofrecer a sus clientes colchones de calidad para garantizar su satisfacción.

El cambio de colchón es, por tanto, esencial, pero suele representar una inversión costosa, así que elige el modelo que te acompañará durante muchos años y que marcará, entre otras cosas, la reputación de tu alojamiento. En este artículo, aprenderá qué señales le indicarán si sus colchones están todavía en buen estado y por qué cambiar un colchón es una buena decisión.

¿Por qué es importante sustituir los colchones de su alojamiento profesional?

Se trata de una decisión necesaria que será beneficiosa para su alojamiento y especialmente para sus visitantes.

Asegure la salud, el confort y el sueño de sus huéspedes...

Sustituir los colchones que ya no son jóvenes es necesario para garantizar que sus huéspedes duerman bien y que estén higiénicamente limpios. De lo contrario, dormir sobre ropa de cama desgastada puede ser una verdadera fuente de insatisfacción, por ejemplo, B. puede causar dolor en la región lumbar y cervical y, por lo tanto, tener un impacto significativo en la calidad del sueño. Un colchón desgastado dejará a sus clientes con dolores musculares en varias partes del cuerpo, como la espalda, las vértebras cervicales, la cabeza y los riñones, al despertarse... También se puede experimentar una molestia de hundimiento que impide a los durmientes encontrar una posición cómoda para dormir, lo que significa que el colchón ha perdido su densidad.

Un colchón sintético desgastado es también un verdadero enemigo para las personas que quieren dormir en un colchón para dos. Cualquier movimiento se convierte en una pesadilla para la pareja, porque la independencia para acostarse se ha deteriorado. A diferencia de los colchones de látex natural, los colchones de espuma de muelles envejecidos también corren el riesgo de que sus visitantes sientan los resortes, una sensación incómoda que no gustará a sus clientes. La sustitución de sus colchones es, por tanto, una garantía de calidad para sus viajeros, asegurando que reciban el servicio que esperan.

La mayoría de los colchones (el 90%) son de espuma de poliuretano sintética, por lo que envejecen mal y son poco transpirables, lo que impide que evacuen la transpiración. Esto puede provocar un aumento de los ácaros del polvo (que pueden causar reacciones alérgicas), bacterias y olores desagradables, especialmente en los alojamientos comerciales. Como la higiene es un factor importante cuando se duerme en la ropa de cama de otra persona, violar este principio básico puede ser poco atractivo para sus invitados y dañar su reputación.

Aborde este cambio desde un punto de vista estratégico.

Por lo tanto, la sustitución de los colchones puede tener efectos positivos que deben ser controlados. Por ejemplo, si va a comprar una casa de vacaciones, mejorar la comodidad de las camas puede ser un argumento para atraer a nuevos huéspedes. En general, también es una forma de seguir siendo competitivo con los inmuebles de la competencia que ofrecen sábanas de calidad. Es una oportunidad para mejorar el alojamiento de su negocio, ya que cada vez son más los establecimientos que hacen la transición ecológica hacia colchones fabricados con materiales naturales. La marca Kipli, por ejemplo, ayuda a los profesionales del alojamiento en su transición ecológica equipando sus habitaciones con productos eco-responsables, colchones sanos, duraderos y confortables.

El Domaine Ourea, el Auberge de la Fenière y el Clos Dagobert han hecho esta elección, por nombrar sólo algunos.

La sustitución de los colchones también puede ser una oportunidad para adoptar o seguir adoptando medidas ecológicas, una estrategia que tiene sentido si se tiene en cuenta que el 70% de los viajeros son más propensos a reservar un alojamiento que haya adoptado medidas ecológicas. Esta inversión es una oportunidad para realizar una compra responsable que esté en consonancia con sus valores. Además, un colchón de látex 100% natural tiene un verdadero valor añadido en comparación con los colchones sintéticos que inundan el mercado. Gracias a su gran elasticidad, ofrece un gran confort y se adapta a la morfología al que duerme y no al revés. Tiene la propiedad de ser muy sano e higiénico porque es muy transpirable y naturalmente antiácaros y antibacteriano. Por lo tanto, es una inversión inteligente que puede formar parte de una estrategia bien pensada. Basar la comunicación en este cambio puede ser eficaz, sobre todo si la nueva ropa de cama se corresponde con la imagen que desea proyectar de su alojamiento profesional (ecológico, prestigioso, máximo confort...). Un valor percibido en línea con las tendencias actuales, lo que lo convierte en una verdadera ventaja competitiva que le permite destacar.
Los distintos indicadores muestran que ha llegado el momento de actuar.

Ahora que sabe que renovar sus colchones no es algo que deba descuidarse, sino una inversión estratégica que aumenta la satisfacción de sus clientes, veamos las señales que indican que sus colchones necesitan ser reemplazados.

1. Preste atención a la edad de sus colchones.

Como ya se ha dicho, el 90% de los colchones del mercado son sintéticos, que se deterioran rápidamente y tienen una vida media de 6/7 años.
Debe tenerlo en cuenta a la hora de elegir su colchón. Aunque son más baratos que los colchones de látex 100% natural, también son sólo la mitad de duraderos, así que cuidado con las falsas economías. Por ello, la marca Kipli ofrece productos duraderos y respetuosos con el medio ambiente que pueden durar más de 12 años. Si tus colchones sintéticos tienen más de 7 años, deberías aguzar el oído y comprobar si todavía son utilizables o si hay que sustituirlos.

2. El desgaste es inconfundible...

Por ejemplo, la edad de tus colchones puede ayudarte a estimar cuándo necesitas sustituirlos. Sin embargo, esto sólo es posible en teoría y lo más eficaz es basarse en indicadores físicos y visuales. Es importante que examine periódicamente los distintos signos de desgaste de su colchón envejecido.

Asegúrese de que sus colchones no se hunden, se mantienen lo suficientemente firmes y no se hunden. El dolor de espalda después de una noche en el colchón también es una señal a la que hay que prestar atención.

Por lo tanto, en el ámbito del alojamiento comercial, es aconsejable elegir colchones con una gran elasticidad y una buena densidad, así como un buen soporte.

Es el caso, por ejemplo, de los colchones de látex natural, cuya elasticidad garantiza un buen descanso, se adapta a la morfología del durmiente y no pierde densidad. Además, debería considerar los colchones que han recibido el certificado CATAS. Esta prueba simula 10 años de uso de un colchón y demuestra que el colchón es de alta calidad y duradero. Por ejemplo, con un colchón Kipli, la prueba CATAS demuestra que pierde menos del 1% de su densidad y altura a lo largo de su vida útil.

Así que los signos visuales no engañan, sobre todo el desgaste diario provocado por los clientes, pero también el moho y la humedad, en este caso hay que prestar atención al entorno de su colchón. Esto suele ser provocado por la transpiración de sus clientes, por lo que es importante elegir un colchón termorregulador y sobre todo muy transpirable, ya que esta es la propiedad intrínseca de los colchones de látex 100% natural. Este desgaste y la humedad también pueden cambiar el color original de sus colchones y provocar un olor desagradable.

Además de ser un signo de deterioro del colchón, estas marcas no son apreciadas por sus clientes, que piensan directamente en una mala higiene. Por lo tanto, tiene sentido elegir colchones con fundas extraíbles y lavables para poder mantenerlas y prolongar la vida útil del colchón, un factor importante a tener en cuenta. También se recomienda utilizar protectores de colchón para evitar que se dañe la funda. Los protectores de colchón no sólo son muy absorbentes, sino que también son suaves y añaden un confort adicional a su colchón.

3. Escuche a sus clientes...

Es importante entender que sus colchones no están en buen estado, sólo porque se vean bien no significa que lo estén. Es importante prestar atención a los comentarios de los viajeros. Si se quejan de dolores causados por sus colchones o si su sueño se ve perturbado, puede ser una señal que no hay que ignorar. Por lo tanto, le aconsejamos que preste especial atención a los comentarios de la recepción y a las reseñas dejadas en Internet. Así que las señales no siempre son sustanciales, y escuchar a tus viajeros es lo más importante que puedes hacer para mantenerlos contentos.

No olvide que la ropa de cama es uno de los elementos clave de la experiencia del cliente. No subestime la alegría de los comentarios positivos, una mayor valoración de los clientes y la oportunidad de diferenciarse de sus competidores.

Embellece el interior de tu hogar, de forma natural

Colchones

Muebles

Colchón bebe bio

Nuestros muebles

Protector de colchones

¿Tienes una pregunta? Te respondemos con una sonrisa :)

Icon de téléphone

Por teléfono

(+34) 919 010 175

de martes a viernes de 11:00 a 19:30

Icon de messagerie

Por chat

Chatea en directo

Con nuestro increíble servicio de atención al cliente

Icon de mail

Por correo electrónico

[email protected]

Te respondemos el mismo día